Aceite con huella

Noticias

21 / 09 / 2018

Un alimento más eficaz que la Viagra.

El aceite de oliva y la dieta mediterránea son la mejor medicina para prevenir y tratar los trastornos vasculares que producen impotencia.

Un estudio realizado con 660 hombres de 67 años de media no deja lugar a dudas: los que consumen más aceite de oliva tienen muchos menos problemas para alcanzar una erección completa y duradera, y recurren con menos frecuencia a medicamentos como la Viagra, que no están libres de riesgos.

El aceite de oliva previene los problema con la erección.

Los investigadores de la Universidad de Atenas afirman que una dieta rica en aceite de oliva consigue que la sangre llegue a todas partes porque mantiene los vasos sanguíneos sanos. Además aumenta los niveles de testosterona.

Los datos son claros: aquellos hombres que consumen al menos nueve cucharadas soperas de aceite de oliva a la semana tienen menos probabilidades de sufrir impotencia.

En el marco de una dieta mediterránea.

Si además se sigue una dieta de estilo mediterráneo rica en frutas y verduras, legumbres, pescado y frutos secos, el riesgo de problemas con la libido se reduce un 40%.

Y el aceite de oliva tiene el efecto específico más pronunciado sobre la dilatación de la aorta, lo que ayuda a un buen flujo sanguíneo y a mantener la función sexual.

Apunta las raciones.

El estudio griego recomienda tomar semanalmente un mínimo de 9 cucharadas de aceite de oliva, 13 raciones de vegetales, 6 piezas de fruta, 3 de pescado y 2 de legumbres para reducir riesgos y mantener el sistema circulatorio en forma.

Por supuesto, añadir simplemente el aceite de oliva a una alimentación insana y a un estilo de vida sedentario no va a producir los resultados esperados.

Mejora la circulación.

Debido a que los vasos sanguíneos del pene son muy estrechos, la dificultad para alcanzar y mantener una erección es uno de los primeros síntomas de arterioesclerosis, es decir, de un estrechamiento de las arterias que puede provocar algo peor que una mala noche: un infarto cardiaco o un derrame cerebral.

La investigadora principal, la doctora Christina Chrysohoou, asegura que “los hábitos dietéticos y el ejercicio parecen tener un gran impacto en nuestra calidad de vida, incluida la capacidad sexual a partir de la mediana edad”.

Y sugirió que, a largo plazo, tomar aceite de oliva con una dieta saludable es mejor para mantener la competencia sexual de un hombre que depender del impulso instantáneo que proporciona la Viagra.

Más barriga, menos testosterona.

La doctora aporta más datos concretos que interesarán a los hombres, sobre todo a aquellos que lucen barriga. El exceso de grasa en la cintura está relacionado con niveles inferiores de testosterona.

Y que las personas que siguen una dieta mediterránea equilibrada con aceite de oliva están más protegidas frente a este tipo de obesidad, que además incrementa el peligro de sufrir trastornos cardiovasculares (incluido el infarto), síndrome metabólico y diabetes.

El creador de la Viagra reconoce los méritos de la dieta mediterránea.

Los resultados del estudio han llegado a uno de los científicos que desarrolló la Viagra, el doctor Mile Wyllie, que ha reacciondo de manera muy honesta y sincera ante la competencia del aceite de oliva y la dieta mediterránea:

“El mensaje de que puedes mejorar tu función sexual modificando el estilo de vida y la dieta es válido, pues la disfunción eréctil se debe en un 80 por ciento a la enfermedad cardiovascular, pero desafortunadamente estamos en una sociedad donde la gente quiere tomar una píldora y no molestarse en cambiar su estilo de vida”.

¿Por qué funciona el aceite de oliva?

La primera prueba de las cualidades saludables del aceite de oliva es empírica: es la principal grasa de la dieta mediterránea que se relaciona con una de las mayores esperanzas de vida del planeta y especialmente con una buena salud cardiovascular.

Los efectos beneficiosos se atribuyen al dominio de los ácidos grasos monoinsaturados en su composición y, sobre todo, a la concentración de polifenoles antioxidantes en el aceite de oliva virgen extra. Además el aceite de oliva virgen extra posee las mejores cualidades organolépticas.

El secreto está en los polifenoles

Los polifenoles son compuestos químicos presentes en muchas plantas. A este grupo de sustancias pertenecen los taninos, la lignina y los flavonoides.

Los polifenoles fueron considerados durante un breve periodo de tiempo como una vitamina, pero se les retiró esa categoría cuando se comprobó que no resultaban esenciales para la vida.

Sin embargo, que no sean esenciales –es decir, que su carencia no produzca un trastorno conocido–, no quiere decir que no sean muy beneficiosos.

El doctor Paul Kroon afirma que estos compuestos son fermentados por las bacterias de la microbiota intestinal, de manera que se producen unos metabolitos antioxidantes que protegen los tejidos, entre ellos las paredes de los vasos sanguíneos, que se mantienen mas flexibles y libres de obstrucciones.

Además del aceite de oliva, otros alimentos ricos en polifenoles son el té verde, las bayas, las uvas, el cacao, los frutos secos y las semillas.

 

FUENTE: Cuerpomente

  Menú