Aceite con huella

Noticias

29 / 02 / 2016

Dentro de los artículos que recogen las conclusiones sobre la relación entre la Dieta Mediterránea (DM) y la Salud, a partir de las conferencias realizadas en pasado febrero en el Hospital de Sant Pau de Barcelona, hoy abordamos los resultados del estudio PREVIMED, Prevención con Dieta Mediterránea, que ha analizado los efectos protectores de la DM en la prevención primaria de la enfermedad cardiovascular y la disminución en un 30% de su aparición. Ya vimos a través del Estudio Cordioprev (artículo anterior) las bondades de la DM rica en aove entre los pacientes que habían sufrido un infarto de miocardio. La conclusión era que el consumo de aceite de oliva virgen extra, el aove, es capaz de reconstruir un corazón por así decirlo “roto”. Hoy vamos a hablar de prevención.
Pero antes de pasar a desgranar los resultados expuestos por el Dr. Ramon Estruch, del Intituto de Medicina Interna del Hospital Clínic y Director del Estudio Previmed, vamos a entender qué es la Dieta Mediterránea.

Conviene aclarar que la DM no solo es la que se da en los países del entorno del mar Mediterráneo sino también en aquellas zonas geográficas que están en el paralelo 40 y que, por latitud, tendrían un clima y, consecuentemente, un tipo de vegetación y de alimentos de proximidad similares a los que consumimos en España, Italia, Grecia o la parte norte de Africa, entre otras zonas. Cuando hablamos del Hemisferio Norte encontramos DM en California y, si nos ubicamos en el paralelo -40 del hemisferio Sur, también encontramos DM en Chile. En ambas zonas, como también en Sudáfrica y Australia, se produce buen vino y aceite de oliva… Productos que también empiezan a explotarse en China, en la misma latitud, en este caso Norte.

Otro punto que hay que saber es que las bondades de la DM fueron descubiertas por el nutricionista americano Ancel Keys a quien se le conoce como “Mister Colesterol” y que fue el mayor defensor y practicante de la DM. Seguramente esta pasión por la DM contribuyó a su longevidad. Keys murió en 2004, a dos meses de su 101 cumpleaños.
Ancel Keys, de larga formación académica, fue famoso por sus aportaciones como nutricionista. En los años 70 se percató de la relación que existe entre la dieta y el colesterol. Observó que las gentes de Madrid y Nápoles, ciudades del entorno Mediterráneo en las que pasó largos periodos, comían de manera muy diferente a como lo hacían sus congéneres americanos e intuyó que ésto podía tener relación con la mayor incidencia de patologías cardiovasculares de Estados Unidos, a la cabeza en este tipo de patologías contrària entre a lo que sucedía en los países del Sur de Europa. Para comprobarlo desarrolló el primer estudio epidemiológico multinacional dieta-colesterol-enfermedad coronaria. En él se concluyó, por primera vez, que la dieta es clave en la regulación del colesterol en sangre y que el aumento del colesterol por la ingesta de grasas de origen animal se asocia de forma causal con la arteriosclerosis y el infarto de miocardio.

El Dr. Ramón Estruch explica que hoy día la DM se considera un pack que conforma el tridente dieta, estilo de vida y siesta. Comer bien, salir a dar paseos o practicar deporte con moderación y el recuperador sueñecito de después de comer son fundamentales para gozar de mejor salud y “como prevención para quienes tienen factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares. Por delante de los fármacos. Lamentablemente desde la prescripción médica se tiene poco tiempo para formar a la gente en cómo comer mejor, el paciente se queja de que no tienen tiempo para hacer ejercicio y recetar fármacos acaba siendo lo más fácil. Pero eso es un error. “

En la DM tal y como la entendemos hoy en día “ la base de la pirámide tiene presentes el estilo de vida al lado de la ingesta de cereales como el cuscús, la pasta, el arroz…A ser posible integrales. Luego vienen las frutas y las verduras, mejor si son de temporada y frescas. Se mantiene la recomendación de 5 piezas al día de este grupo. También las legumbres deben estar en nuestra ingesta al menos 3 veces por semana. Los frutos secos, especialmente los que no son tostados y no llevan sal. Y el aceite, pero haciendo hincapié en que sea aceite de oliva virgen extra, ya que solo el aove lleva una buena cantidad de polifenoles, los compuestos antioxidantes que nos van a ayudar en la prevención. El pescado, aún con la contaminación de los mares, sigue siendo recomendable. Especialmente el pequeño y de proximidad para evitar al máximo la contaminación por mercurio. Y arriba del todo de la pirámide, como menos aconsejables, estarían las carnes rojas, las grasas de origen animal y los lácteos”.
El estudio Previmed se realizó durante casi 5 años y con casi 8.000 participantes ( de 55 a 80 años siendo un 57% mujeres), repartidos en 18 grupos de trabajo. Se les asignaba aleatoriamente DM rica en aove, DM con frutos secos o una dieta de control baja en grasas. A lo largo de los 5 años, 288 participantes sufrieron una complicación cardiovascular importante. Según el Dr. Estruch, “hubo un ratio considerablemente inferior en los grupos de DM rica en aove (con una ingesta de 4-5 cucharadas soperas/día) y de DM y frutos secos (con una ingesta de un puñado al día) con respecto de los participantes que estaban en la dieta control baja en grasas. Pero también se pudo comprobar que pequeños cambios de hábitos introducidos en el día a día, durante semanas, meses y años, tienen un efecto muy potente en nuestra salud. Pequeños cambios, grandes resultados”.
El Dr. Estruch explicó en su conferencia que en el quinto año del Previmed, el Data and Safety Monitoring Board (DSMB), un organismo independiente que monitoriza los estudios científicos, detuvo el estudio al comprobarse los beneficios para la salud de los pacientes que estaban dentro de la DM y, por el contrario, los perjuicios para aquellos que estaban en la dieta de control baja en grasa y que, de manera científica, tenían un 30% más de riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular, porcentaje que aumenta hasta un 40% si hablamos de ictus”. Unos números demasiado convincentes como para no hacer caso de los consejos expertos.
El Dr. Estruch celebra, como director del estudio Previmed, el reconocimiento por parte de las guías americanas de alimentación, de la DM rica en aove como una de las dietas más saludables en la prevención de la enfermedad cardiovascular.
El estudio, realizado en toda España, ha sido publicado con gran reconocimiento a nivel mundial habiendo sido publicado en las más prestigiosas revistas científico-médicas y en un medio tan potente como el New York Times.

  Menú