Aceite con huella
“ El aceite no entra en contacto con el oxígeno en ningún momento del proceso ”

Primera esencia

“ Separar las aceitunas de las hojas y otras impurezas para, posteriormente, cortarlas en láminas muy finas que permiten extraer por completo todas sus cualidades organolépticas ”

Inmediatamente después de ser recogidas, llevamos las cajas de aceitunas a la almazara situada al lado de la finca. Al estar equipada con tecnología antioxidante de última generación, el aceite no entrará en contacto con el oxígeno en ningún momento del proceso.

Antes de empezar la molturación, vertemos las aceitunas dentro de una tolva donde se limpian con agua. A partir de aquí, es la maquinaria de la almazara la que se ocupa de separar las aceitunas de las hojas y otras impurezas para, posteriormente, cortarlas en láminas muy finas que permiten extraer por completo todas sus cualidades organolépticas.

Las aceitunas cortadas pasan a una batidora refrigerada y hermética que centrifuga a diferentes revoluciones y temperaturas, según la variedad y el tipo de aceite que queramos obtener.

  Menú