Aceite con huella

Noticias

12 / 02 / 2020

Nuestro AOVE Diezdedos tiene innumerables propiedades que benefician a nuestra salud, tanto por dentro como por fuera.

Consumir de 2 a 3 cucharadas al día de AOVE Diezdedos te aportará multitud de beneficios, ya que regula el colesterol en sangre, es un antiinflamatorio natural, retrasa enfermedades de deterioro mental, protege el aparato digestivo, aporta elasticidad e hidratación a la piel, entre muchos otras propiedades.

 

 

Para la buena comprensión de las cualidades saludables del AOVE debemos conocer, a grandes rasgos, cuál es su composición química y respecto a esto lo más importante a señalar es que el AOVE proviene de una fruta (aceituna) y se extrae naturalmente, es decir, sin haber sido sometido a ningún proceso químico, extraído directamente mediante procedimientos físicos y mecánicos.

Así pues nos encontramos ante un zumo vegetal de fruta, más allá de una grasa, que además de ácidos grasos favorables tiene una serie de compuestos naturales que cada día tienen más protagonismo científico.

Todas las grasas se componen de triglicéridos cuya estructura se fundamenta a su vez, en  ácidos grasos, pues bien el 97% de la composición del aceite de oliva virgen son triglicéridos o la también llamada fracción saponificable. El 3% restante son una serie de compuestos complejos y naturales, llamados en su conjunto de componentes menores o fracción insaponiblicable, que además de conferir al zumo de aceituna color, olor y sabor le atribuyen gran cantidad de propiedades. Estos micronutrientes, sólo presentes en el aceite de oliva virgen, son componentes fenólicos, terpenos, esteroles, carotenos, clorofilas, tocoferoles o sustancias aromáticas.

Entre los componentes más destacados en el AOVE Diezdedos, destacan:

  • Hidroxitirosol: es un polifenol fitoquímico con propiedades antioxidantes que encontramos en altas concentraciones en nuestro Aceite de Oliva Virgen Extra Diezdedos. Después del ácido gálico, el hidroxitirosol es considerado como uno de los antioxidantes naturales más potentes. Se han descubierto diversos efectos biológicos del hidroxitirosol, entre las que destacan el descenso en el riego de padecer enfermedades cardiovasculares, la prevención frente a la aparición de ciertos tipos de cáncer (especialmente de colon y piel), así como propiedades antiinflamatorias y antivíricas.
  • Tirosol: es un compuesto fenólico del aceite de oliva virgen extra, retrasa la neurodegeneración y reduce el estrés oxidativo. También parece inducir la expresión de varios genes protectores en una forma particular de parkinsonismo. Se utiliza con fines médicos gracias a sus propiedades antioxidantes, antibióticas y de estimulación inmunológica y es un increíble cardioprotector. Es responsable del sabor del aceite de oliva virgen extra. Según varios estudios el Tirosol, un compuesto fenólico encontrado en el aceite de oliva virgen extra o AOVE, induce a una protección contra el envejecimiento del corazón, el estrés oxidativo y podría tener el potencial de convertirse en un compuesto nutracéutico para la enfermedad de Parkinson.
  • Oleaceína: La oleaceína ha mostrado ser un potente inhibidor de la 5- lipooxigenasa, lo que se puede traducir en actividad frente al asma y a procesos inflamatorios. La acción hipotensora de las hojas de olivo ha sido atribuida desde hace mucho tiempo a una única sustancia, un iridoide denominado oleoeuropeósido, responsable simultáneamente de las acciones hipotensoras, vasodilatadoras, antiarrítmicas y espasmolíticas.
  • Oleocanthal: es un éster del tirosol y su estructura química está relacionada con la oleuropeína. Se ha descubierto en últimas investigaciones que el oleocantal posee propiedades antiinflamatorias y antioxidantes.
  • Oleuropeína: La oleuropeína y su metabolito, el hidroxitirosol tienen una actividad antioxidante poderosa tanto in vivo como in vitro. Ambos le dan al aceite de oliva extra virgen su clásico sabor amargo y pungente. Algunos investigadores afirman que preparaciones de oleuropeína fortalecen el sistema inmunológico, mientras que algunos estudios sugieren que podría minimizar el avance de la fibrosis pulmonar.

Otros componentes de nuestro AOVE son Ligstroside, Acido Maslínico, Oleanolico y azúcares.

 

  Menú SHOP